martes, 15 de enero de 2013

LA MILONGA DE LA VERDAD


¿Pero, por qué ninguno de los amigos antes  había cantado la milonga del Pepe Mujica? Aquel jueves y enero diez, con masas  nostálgicas en Caracas y todos eran o querían ser Chávez. Aquel jueves los amigos daban salud para el mandatario doliente, ponían su afirmación en que la ley lo amparaba para seguir gobernando. Pero el Pepe, el Pepe fue un tin más allá. Que si no estuviera, que si faltara, entonces, más unidad, paz y trabajo.  
En ocasiones pareciera justo el silencio benévolo o aprender de lecturas entrelíneas ¿no hemos de ser  los amigos los que deben ser los payadores de todo verso? Sin  embargo, vivimos, aun, en tiempos de caudillismos. Nadie se ofenda, es –casi- un hecho. Alfonso Reyes tuvo la idea de convocar a ciertos escritores latinoamericanos para una compilación de novelas sobre “Los padres fundadores”. Indisciplinadamente se fue haciendo, Roa Bastos, Alejo Carpentier…y otros.
En la vecina Colombia, Uribe era un caudillo, aceptado o no, lo era. En principio, al caudillo se toma o se deja. Sin más. En el Brasil de hoy, Dilma es querida, pero el rostro del petismo es Lula, hasta escuché una voz de Minas Gerais, comparándolo con Getúlio, y razón no falta, si echamos un ojo a las siglas de su partido. Cristina Fernández  se apoya en el difunto Kirchner, y ambos cosechaban un peronismo refrescado. Humala, formula el etnocacerismo. En Ecuador, Correa, resucita al general Eloy Alfaro. Evo Morales resulta otra cosmovisión, y sería errado juzgar el Estado Plurinacional de Bolivia , desde miradas occidentales, lo cual no le resta su capacidad de aunar en una causa a aymarás , quechuas y guaraníes. Si medimos por la regla europea a los pueblos originarios,  caeríamos en la tontera de afirmar que el Sub Comandante Marcos es maoísta y se disfraza  del Viejo Antonio, cuando los escritos del Viejo Antonio, es una sabiduría que hace añares está en la Selva Lacandona.
Siguiendo el sur, Chile  es probablemente, el caso más trágico de Sudamérica, al saberse que el pinochetismo, de momento, es el hijo pródigo de los momios. En Paraguay, la caída del presidente Lugo, apesta a estroessnerismo rancio.
Alguien, un amigo, que no viniera de tierras de caudillos, tendría que lanzarnos esa milonga. La milonga que paz, unidad y  trabajo, es plausible y edificable. Aun y deje de estar quien nos trajo esa combinación. Alguien, que su compañero, hermano y máximo jefe, Raúl Sendic, no sabía tampoco de esas rarezas. El Frente era, es y deviene Amplio. El general Seregni también hubiese cantado, a su colega de armas venezolano, la necesaria Milonga de la Verdad.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada